domingo, 14 de enero de 2018

El Martinismo, una tradición literaria IV - La Tabla Natural Parte II: Los Signos Primordiales


Continúa el viaje hacia el Mundo Intelectual propuesto por el Filósofo Desconocido en la Tabla Natural. Para adentrarnos en temas como el mito de la Tradición Universal, las formas simbólicas de las tradiciones y las bases pansóficas de esta increíble obra, es necesario hacerse una idea sobre la estructura del universo y del Pensamiento Divino que, en definitiva, explican al Hombre mismo.

(A continuación se transcribe parcialmente una conferencia de S. Laude dictada en Buenos Aires el 1º de marzo de 2002. Se incluyen tres figuras que presentó la expositora en dicha ocasión. El resto de las imágenes no formó parte de la conferencia y son un agregado editorial a la presente transcripción.)

En primer lugar quiero dar mi agradecimiento a los presentes y a los organizadores por haberme invitado e insistido lo suficiente para que me anime a colaborar en la difusión de la obra de Louis Claude de Saint-Martin. Aunque, a mi entender, soy apenas una modesta aficionada a sus textos.

La audacia de mis anfitriones aliada con mi imprudencia, me han llevado a pronunciar algunas pocas palabras sobre una de las obras mayores de Saint-Martin: Tableau Naturel… Con certeza no puedo decir que he agotado el libro, porque relectura tras relectura siempre descubro cosas insospechadas en la obra... y en mí. A lo cual, voy a declararme ante ustedes como eterna viajera de las tierras de esta poesía iniciática.

sábado, 6 de enero de 2018

El Martinismo, una tradición literaria IV -La Tabla Natural - Parte I: Introducción General


Resulta un tanto extraño traer noticias acerca de un volumen del cual, según sus lectores más avezados, puede aprenderse cuanto está escrito en todos los demás libros, incluso en los que no se han redactado aún. Dicen que en él se señalan los Prototipos Intelectuales de todo lo que existe y que por medio de meditaciones y de otras técnicas introspectivas, el lector logra acceder a una especie de Mundo Intelectual en dónde se Crean y Re-Crean todos los Seres y todas las Cosmogonías posibles. Éste libro tan enigmático fue publicado por Saint-Martin hace ya casi un siglo y medio. Lamentablemente, su contenido es prácticamente desconocido en español ya que su primera traducción es sumamente reciente (2014). Pero, más allá del obstáculo de no disponer del texto en el idioma vernáculo, el principal escollo es que sólo un puñado de iniciados hispanoparlantes conocen en profundidad las claves y su capital importancia para el desarrollo de la vía íntima. Por lo que sus misterios continúan ocultos para la gran mayoría de los martinistas que estudían en la lengua de cervantes.

jueves, 13 de abril de 2017

El Refugio Divino – Serie Breve 37



La oración es una puerta que permite el intercambio entre el micro y el macrocosmos. Esta frontera entre lo individual y lo colectivo, con frecuencia, debe ser liberada por la voluntad. Aunque ella permanezca oculta por años, cuando su velo se rasga, lo espiritual se renueva en nosotros. Una Vida diferente llena nuestros mundos internos y somos testigos de la esencia metafísica del Universo. El contorno de nuestra singularidad se vuelve permeable y borroso cuando oramos. La plegaria es un tenue enlace por el cual se nos infunde el dulce Elixir Celeste.

jueves, 8 de diciembre de 2016

El Martinismo una tradición literaria III: La fundación de la Orden Martinista



Hasta finales del siglo XIX, el legado de Saint-Martin se mantuvo en sus obras y en algunos círculos cerrados, por lo que muy pocas personas conocían la existencia de la Vía Íntima. Esto cambia drásticamente cuando un grupo de ocultistas, en el marco de un ambicioso proyecto, tomaron la decisión de crear una orden martinista a pesar de que el propio Filósofo Desconocido siempre se mostró en contra de introducir entre sus estudiantes este tipo de estructuras. A partir de entonces, la figura de Saint-Martin es difundida a un enorme público entusiasta en varios países. Penetremos entre las luces y las sombras del origen de los movimientos martinistas modernos.


viernes, 14 de octubre de 2016

Arcanos Mayores del Tarot – VII. El Carro y su Clave Operativa – Serie Simbólica 29



“Cuando el hombre ambicioso y ávido busca con tanto ardor distinguirse de sus semejantes, cuando los particulares y los soberanos extienden las fronteras de sus dominios y de su imperio y quieren llevarlos hasta los extremos del Mundo, lo único que hacen es seguir, de una manera falsa, la ley de su naturaleza que rechaza los límites y las trabas..."

L.C. de Saint-Martin - Tableau Naturel 



Retomando nuestro viaje por los Arcanos del Tarot, al atravesar la VIIº comarca, nos encontramos ante un triunfador sobre un majestuoso carruaje, decorado con símbolos victoriosos. ¿A quién ha derrotado éste campeón? Para resolver el enigma, consideremos lo que sugieren los ornamentos que luce en su victoriosa marcha.


viernes, 30 de septiembre de 2016

Martinismo y Kâbbalah – Saga Esencial VI – Serie Breve 36



Comparar y enumerar las divergencias entre la vía íntima de Saint-Martin y la Kâbbalah demandaría un tratado de varios tomos. Por esta razón, conviene escoger alguna diferencia esencial, que sea capaz de ayudarnos a identificar con claridad, en qué se distinguen filosóficamente ambos sistemas, dejando la exploración detallada de la infinitud de desemejanzas a aquellos interesados en investigarlas a fondo.

Un buen punto de partida, es distinguir el concepto de los números de Saint-Martin, de las sefirot y los números de la Kâbbalah. Para Saint-Martin, si bien los números son el envoltorio invisible de los Seres, ellos son increados y co-eternos con Dios. Así lo expresa en las Instrucciones a los Hombres de Deseo:

“El Número, siendo co-eterno con la Divinidad, ya que, por toda la eternidad, Dios es; el Número debe haber permanecido por toda la eternidad en él, ya que Dios tiene su Número. Porque si Dios había podido crear el Número, parecería que Él se hubiera creado a Sí mismo, lo que es imposible, porque nada subsiste sin el Número.”(1)

jueves, 15 de septiembre de 2016

El Martinismo una tradición literaria II – Los martinistas en la época de Saint-Martin – Serie Rosacruz VIII




Sé que para el espíritu de mucha gente, que es algunas veces el espíritu del mundo, paso por ser el autor de algunas producciones del mismo género. Sé que los que quisieron tener en buena estima a mis obras, con mucho agrado, le concedieron aquello que les faltaba. No sueño en absoluto con censurar a estos Martinistas: ¿No es el destino de los libros devenir la presa de los lectores? Pero estoy asombrado de que usted me haya considerado tan engreído y débil de mérito como para darle mi nombre a mi antigua escuela o a alguna otra. Estas organizaciones sirven algunas veces para mitigar los dolores del hombre, más a menudo para aumentarlos, y jamás para curarlos, porque las confusas bufonadas de nuestra existencia quedarán siempre demasiado lejos del ojo de la Providencia; los que enseñan allí lo hacen sólo mostrando hechos maravillosos o exigiendo la sumisión. Mi tarea fue menos espectacular, porque el silencio es, en todos los aspectos, lo que más me conviene.” 

Carta de Saint-Martin, fechada el 5 agosto de 1798 y publicada en Nouvelle Notice Historique sur le Martinésisme et le Martinisme de Franz Von Baader.


Un escritor del siglo XVIII, sintetiza en un método las enseñanzas de Jakob Boehme y de Martinez de Pasqually. Decide plasmar en su libros los misterios de esta nueva Vía, y trasmite a sus discípulos las claves para develar las operaciones ocultas en sus obras. Así comienza la historia de la vía cristiana más asombrosa de los últimos siglos.

No es una novedad aquella que Saint-Martin jamás fue martinista, y que tampoco fue el fundador del martinismo. Sin embargo, para entender a que se refieren exactamente estas afirmaciones, es necesario precisar el significado de martinista y sus diversos usos, que fueron cambiando según la época y el lugar donde se lo utilizó.